LA MEDITACIÓN COMO SADHANA

 

Para dominar los efectos de una meditación, practícala como sadhana, una disciplina diaria. Esto desarrollará un hábito promovedor de vida. El hábito nos controla tanto que se dice que podemos cambiar nuestro destino al cambiar nuestros hábitos. De acuerdo a la ciencia yóguica, la mente humana trabaja en ciclos. Podemos usar varios ciclos para ayudar a reemplazar patrones de comportamientos no deseados por unos nuevos y más positivos.

 

                                                     Prueba a comprometerte con una meditación y a sentir sus efectos!

Escribir comentario

Comentarios: 0