ENRAIZATE

 

Practicar yoga descalzo permite el enraizamiento con la madre Tierra. Al sentir como tus pies están en contacto con el suelo puedes distribuir de forma consciente el peso de tu cuerpo sobre tus plantas para desde ahí crear una postura fuerte y estable.

 

Además practicar descalzo estimula la circulación, fortalece las articulaciones de tobillos, caderas y rodillas, relaja el sistema nervioso, alivia problemas de espalda y libera los radicales libres presentes en nuestro cuerpo.

Escribir comentario

Comentarios: 0