RESPIRACIÓN

La respiración lleva nuestra identidad. Con cada inhalación y con cada exhalación tenemos

la oportunidad de ser testigos de a quién y a qué pertenecemos, al infinito.